Adsense

Una musulmana posa para Playboy!

Otras Cosas:

Playboy no para de sorprender. Durante décadas la revista del conejito divulgó imágenes de mujeres con muy poca o nada de ropa.

Tras anunciar su decisión de abandonar los desnudos en octubre del años pasado, la publicación ha decidido apostar por romper con tabúes y estereotipos. Su última acción: fichar a una musulmana con hiyab para su edición de octubre. La elegida ha sido la periodista y activista por los derechos de las mujeres Noor Tagouri.

Nacida en West Virgina, Estados Unidos, Tagouri, de 22 años, ha sido escogida por Playboy como parte del especial Renegados 2016, una edición dedicada a exponer las “ideas preconcebidas de cómo la gente debe ser y cómo deben vivir sus vidas”. Enfundada en una cazadora de cuero, vaqueros y zapatillas deportivas la periodista habla de la “modestia”. Y aprovecha el espacio para destrozar el argumento “occidental” que apunta que el uso del hiyab es un símbolo de “sumisión y opresión” para las mujeres musulmanas.


Y es que esta joven de origen libio está decidida a eliminar los tópicos a los que se ha tenido que enfrentar en Estados Unidos. Por ello también ostenta el puesto de ser la primera mujer con hiyab en Estados Unidos que presenta un noticiero en una plataforma audiovisual de noticias. Tagouri es reportera de Newsy, pero también tiene su propio canal de YouTube y en su currículo suma charlas en Ted Talks. “Sé de primera mano como los medios de comunicación sesgan y explotan la imagen de nuestra comunidad. Yo sé lo que es sentir que los medios tergiversen la verdad. Quiero contar nuestras historias porque creo que es importante que la gente las conozca y porque merecemos justicia”, dijo a Palyboy.

Su lucha se popularizó en 2012 cuando lanzó la campaña #LetNoorShine. En ella invitaba a todos sus seguidores a hablar y debatir acerca de los prejuicios que tiene la sociedad estadounidense. El primer vídeo se hizo viral y pronto logró convertirse en periodista asociada de CBS Radio en Washington D.C. Con toda esta experiencia a cuestas ella está segura que más que una desventaja ser una mujer musulmana que reivindica el uso del hiyab le ayuda a “ganar confianza”. “Es increíblemente gratificante e incluso puedo ayudar a iluminar a los demás", dijo a Playboy.

Aunque muchos aplauden su participación en la revista otros, sin embargo, la atacan por prestarse a participar en una publicación que muestra a las mujeres como objeto. “Playboy es sinónimo de pornografía”, dice un artículo de la revista digitalThe Musulman Vibe. “Desde siempre esa publicación se ha destacado por presentar a la mujer como objeto sexual. Solo porque ahora haya decidido matizar las imágenes no significa que debamos interactuar con ellos”, sentencia.