Adsense

Kristen Stewart se ha rapado la cabeza

Otras Cosas:

Era el pasado martes cuando Kristen Stewart sorprendía con un alucinante cambio de look en la presentación en Los Ángeles de Personal Shopper y, tan sólo dos días más tarde, ha vuelto a hacerlo en la presentación del filme en Nueva York.





Luciendo rapado en distintos tonos de rubio platino, la actriz se convertía en el centro de todas las miradas con un vestido de cuello alto en color nude.
Sobre su cambio de estilismo capilar, Kristen hablaba recientemente en el programa de la NBC Today. “Haré una película en un par de semanas llamada Underwater y yo tengo el papel de una ingeniera mecánica que está trabajando en una plataforma petrolera en el fondo del océano”, explicó antes de reconocer que este nuevo look es mucho más  práctico de cara a la grabación de este filme. 
kristen-stewart-en-el-estreno-de-personal-shopper-en-nueva-york: Kristen Stewart en el estreno de Personal Shopper en Nueva York
No era una especificación de su personaje, pero, al parecer, el director de la película, William Eubank, se lo sugirió y a ella le pareció una muy buena idea probar con este estilo que no podría sentarle mejor
En alguna ocasión, Kristen ya había reconocido que era algo que tenía ganas de hacer y es ahora, en el momento en el que se siente más a gusto consigo misma, cuando ha llegado la hora de arriesgarse y probarlo. "¡Me siento increíble! Sólo quiero mover la cabeza todo el día”, eran sus palabras en Today.




Y si en Underwater, que narra la historia de un equipo de investigadores que tiene que escapar de su laboratorio submarino después de una terremoto, la veremos rapada, en Personal Shopper recordaremos a la Kristen Stewart anterior, con la media melena de los últimos tiempos
Personal Shopper es la segunda colaboración de la actriz con Olivier Assayas tras Viaje a Sils Mariaque le valió a Kristen un premio Cesar (el Oscar del cine francés), convirtiéndose en la primera actriz estadounidense en ganarlo
En Personal Shopper Kristen Stewart se mete en la piel de Maureen, una joven americana que trabaja en París como asistente de una modelo de alta costura, que se enfrenta a un duro momento personal. Maureen acaba de perder a su hermano gemelo y, como él, también puede comunicarse con fantasmas.