Adsense

ISIS hackea el Twitter de Justin Bieber !

Otras Cosas:

El autodenominado Estado Islámico sigue con su política para intentar lograr difusión de su mensaje a través de las redes sociales. Justin Bieber ha sido el último en sufrir un hackeo de su cuenta de Twitter, en la que publicaron un vídeo de propaganda yihadista.
ISIS ha llevado el campo de batalla a las redes sociales de forma definitiva. El grupo yihadista utiliza las grandes plataformas para reclutar nuevos miembros a su causa. El último objetivo de sus ataques ha sido Justin Bieber. El cantante canadiense tuvo que ver como sus 76 millones de seguidores en Twitter entraban en su perfil y se encontraban una publicación con de propaganda yihadista.

La publicación usaba es hashtag #JustinBieber para mostrar un vídeo con el título: “Un mensaje al Islam de Occidente", según recoge la información de 'El Confidencial'. El vídeo ha sido eliminado de todas las redes sociales y en él se podía ver la ejecución de cuatro hombres, postrados de rodillas en el suelo con las manos atadas mientras un verdugo les corta con un cuchillo la cabeza.También se mostraban imágenes del martirio de un combatiente yihadista, mientras se preparaba para llevar a cabo un atentado suicida utilizando un vehículo cargado con explosivos.

El cantante canadiense era el objetivo perfecto para los fines del grupo terrorista. Justin es el usuario con mayor número de seguidores en la red social y por lo tanto con el que lograrían mayor impacto al realizar una publicación. El perfil medio de los fans de Justin es el de una niña de entre 9 y 15 años. Al alcance hay que sumarle lo que para el Estado Islámico representa la figura del cantante, le consideran antiislámico por su música, su estética, y sobre todo sus tatuajes cristianos.

La relación entre ISIS y Bieber va más allá. Uno de sus mejores amigos, el manager Thomas Ayad, fue uno de los fallecidos en la sala Bataclan. Justin ha recibido en varias ocasiones amenazas de muerte. Hace tres meses el cantante publicó en Twitter un desafiante mensaje al grupo yihadista en el que decía: "¿Debo asustarme de esto?", seguido de dos caras que simulaban carcajadas.