Adsense

RD trata de aprender de errores de Puerto Rico

Otras Cosas:

El Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD) de República Dominicana publicó hace unos días un informe titulado “El Colapso del Modelo Económico de Puerto Rico”, que expresa la manera en la que el gobierno nacional visualiza la crisis financiera que aqueja a la que junto a Turcas&Caicos es la isla más cercana a las costas del país.

“El documento refiere la crisis que enfrenta la economía de Puerto Rico, cuyo punto desencadenante manifiesta el incumplimiento de los compromisos de deuda pública, acumulada a partir del declive que ha ido experimentando la actividad económica por más de 20 años, como consecuencia del colapso del modelo de incentivo industrial que sustentó la aplicación de la sección 936 del código de Rentas Internas de los Estados Unidos”, sostiene el informe que circula, en su versión de PDF, con la anuencia del ministro de Economía, Isidoro Santana.
“El Colapso” explica que el 29 de junio de 2015, el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, anunció que la deuda del Gobierno puertorriqueño es impagable, la que asciende a US$72,500 millones y está en manos de inversionistas privados, sujeta a leyes federales y estatales.
“De 2006 a 2014, la deuda pública bruta de Puerto Rico aumentó un 83%, al pasar de US$39,933 millones a US$67,272 millones, en un crecimiento promedio anual de 7% y registrando la mayor tasa de crecimiento en 2009 (12.9%)”, indica el reporte firmado por los analistas Federico Castro, Dalma Hernández, Diandra Peña y Carlos Wazar.
¿Cómo llegó “la isla del encanto” a ser considerada por la prensa internacional como la Grecia del Caribe? Los colaboradores del MEPyD entienden que el desarrollo de “grandes obras públicas” tales como acueductos, el tren urbano y el Coliseo de Puerto Rico, “se financiaron en gran medida con la emisión de deuda de las corporaciones públicas”.  En el caso de los bonos del Gobierno de Puerto Rico, están exentos del pago de impuestos locales, estatales y federales como en cualquier jurisdicción de Estados Unidos; “esta triple exención hacía muy atractivos estos bonos a los inversionistas norteamericanos, especialmente fondos mutuos de pensiones estatales y privados”.
 ¿La situación actual? “Al momento, el Gobierno (de Puerto Rico) encamina un proceso que busca renegociar y reestructurar la deuda, que se encuentra fragmentada en diversos emisores y tenedores (de compromisos financieros). Después del anuncio de que la deuda es impagable, hecha por el gobernador en junio (de 2016), en el pasado mes de agosto (2016), el Banco Gubernamental de Fomento (de Puerto Rico) no pagó algunos de los empréstitos con plazo vencido”, relató el informe oficial dominicano de 10 páginas en PDF.
El documento validado por Santana destacó que la caída del crecimiento económico afecta el mercado de trabajo y la tasa de desempleo, aunque se reduce levemente en los últimos cuatro años, se encuentra a niveles superiores al 2007. La tasa de participación en Puerto Rico es la más baja del Caribe, y viene reduciéndose año a año, pasando de 48.6% en el 2007 a 39.9% en el 2014. “Algunos sectores lo atribuyen a que los subsidios provenientes de los Estados Unidos desincentivan a los individuos a la búsqueda de trabajo. Otros refieren la incompatibilidad de las capacidades de los recursos humanos y los requerimientos de las empresas”, apunta el reporte oficial.
Lo mismo pasa con el turismo, el cual también se ha visto afectado en mayor medida por las condiciones externas, por efectos de la crisis internacional de 2008, “que redujo el gasto de ocio en los principales mercados del turismo de Puerto Rico, encabezado por los Estados Unidos. El gasto de visitantes en el 2014 fue inferior al gasto de 2008, cuenta el documento “El Colapso del Modelo Económico de Puerto Rico”, el cual contiene un resumen de cómo observa el Gobierno dominicano la crisis puertorriqueña.
((MEDIDAS
ESTRATEGIAS PARA SUPERAR LA CRISIS

De acuerdo con el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD) de República Dominicana, el Gobierno de Puerto Rico necesita implementar medidas para solucionar la crisis de la deuda en que se encuentra, de una manera rápida e integral. Para ello es necesario reestructurar la deuda, disminuir su carga y posponer los pagos. “Recientemente, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firmó la Ley Promesa (Puerto Rico Oversight Management and Economic Stability Act), con el objetivo de reestructurar la deuda pública de US$72,000 millones”.