Adsense

Canelo Álvarez dice: Soy el mejor del mundo

Otras Cosas:

El púgil mexicano Saúl “Canelo” Álvarez, nuevo campeón del peso mediano junior (superwelter), versión Organización Mundial de Boxeo (OMB) tras vencer por nocáut en el noveno asalto al británico Liam Smith, que expuso su cetro, dijo que era el mejor del mundo y que no le tenía miedo a nadie.

“Se que hay muchos que no les gusta que a mis 26 años tenga ya cuatro títulos de campeón mundial, pero la realidad es que soy el mejor del mundo”, declaró “Canelo” Álvarez al concluir la pelea que fue presenciada por 51.240 espectadores en el AT&T Stadium, de Arlington (Texas), el campo de los Cowboys de Dallas.
La asistencia fue la mejor marca registrada en el campo de los Cowboys, al superar en 10.000 espectadores a la anterior que había establecido el filipino Manny Pacquiao desde 2010.
La marca de Pacquiao se dio cuando se enfrentó el 13 de marzo de 2010, con una asistencia de 42.000 aficionados ante el ghanés Joshua Clottey.
¿El mejor del ring?  Nadie cuestiona que el nuevo campeón es el mejor y la figura más taquillera que hay actualmente en el boxeo mexicano por lo que su promotor, Oscar de la Hoya, quiere aprovechar al máximo su posición para conseguir el máximo de ingresos.
Ahora el objetivo será superar la marca que el legendario Julio César Chávez estableció en septiembre de 1993 cuando se enfrentó en el Alamodome de San Antonio ante el estadounidense Pernell Whitaker, que generaron una asistencia de 59.995 espectadores.
El propio De la Hoya antes de la pelea había adelantado que “podríamos alcanzar la venta de las 70.000 entradas”.
No se dio tal predicción, pero si la de establecer nueva marca en el AT&T Stadium, donde el boxeo mexicano volvió a vivir una noche triunfal, al menos en cuanto al resultado, de una pelea muy desigual, que el propio Smith, que perdió el invicto, reconoció.
“No he tenido mi mejor noche, me faltó mayor rapidez en mis movimientos para no ser objetivo fácil en los golpes al cuerpo de mi rival”, explicó Smith, de 28 años. “Fueron golpes muy puntuales al hígado, que me hicieron mucho daño, pero creo que hasta esos momentos había hecho buena pelea”.